in

Héctor “Tito” Matos, maestro y custodio de plena puertorriqueña, ha muerto a los 53 años

​Héctor “Tito” Matos, un maestro de las formas musicales indígenas de Puerto Rico, bomba y plena, murió el 18 de enero en su casa en la ciudad de Santurce, Puerto Rico. Tenía 53 años.

Su familia confirmó su muerte a El Nuevo Día, sin proporcionar una causa.

Como cofundador de la banda Viento De Agua, Matos ayudó a modernizar las tradiciones de bomba y plena con la adición de tambores y teclados trap; elementos de armonía funk, rock y jazz; y técnicas de arreglo que han influido en todos los grupos posteriores en los estilos actuales.

Virtuoso percusionista, vocalista, compositor y director de orquesta, Matos también fue un educador comprometido apasionado por la preservación y propagación de las formas musicales de raíces africanas de la isla, especialmente la plena. Mientras que la bomba tiene sus raíces en los ritmos bantú congoleños tocados en tambores de barril cubiertos con piel de cabra, acompañados por una gran maraca y dos palos conocidos como cuá golpeando cualquier superficie de madera, la plena es una forma de arte separada con su propia historia y lenguaje rítmico.

A los 16, Matos también había comenzado a cantar mientras podía tocar simultáneamente el requinto. Comenzó a tocar profesionalmente con cinco grupos: Los Pleneros Del Almendro, Pleneros Del Pueblo, Sapos Del Caño, Pleneros Del Coqui y Pleneros De La 23 Abajo. Pero cruzó un Rubicón cuando se mudó a la ciudad de Nueva York en 1993, para estudiar ingeniería en la Universidad de Nueva York y luego en el City College.

A Matos le sobreviven su madre, Hilda Otero; su esposa, la destacada periodista Mariana Reyes Angleró; su hijo, Marcelo; y dos hijos de un matrimonio anterior, Celiana y Héctor.

Leave a Reply